Heinkel He 280

 Heinkel He 280

 

El Heinkel He 280 era un caza monoplaza y fue otro de los desarrollos notables realizados en Alemania, fue el primer avión de combate a reacción del mundo, el primer  birreactor, y el primer reactor en ser algo más que un aparato de experimentación. Sin embargo este magnífico aparato, surgió en un momento en el cual, los líderes alemanes, tenían una fijación con la BlitzKrieg o Guerra Relámpago desestimando a los reactores y a los proyectos que requieran de tiempo y desarrollo exhaustivo. Con lo cual no se interesaron ni apreciaron el potencial de esta notable máquina.

El He 280V1, fue completado en septiembre de 1940 y voló como planeador el 11 de septiembre del mismo año, remolcado por un bombardero Heinkel He111.

El 2 de abril de 1941, Fritz Schäfer, pilotó el aparato con dos reactores centrífugos HeS 8A de 585 kg de empuje.

Eventualmente llegaron a volar ocho de estos atractivos y refinados aparatos. Pero no llegaron a concretar su construcción en serie ni el interés merecido, a pesar que Heinkel, lo había sometido a prueba, en combate contra un Fw -190, a principio de 1942, en la que venció fácilmente el reactor.

La planta motriz constaba de dos turborreactores Junkers Jumo 004A de 840kg de empuje. La envergadura del He 280 era de 12 metros. Tenía un largo de 10,20 metros y un alto de 3,19 metros.

El He 280 V6, desarrollaba una velocidad máxima de  817 Km/h y tenía un alcance a gran altura 615 km.

El armamento proyectado, para el He 280, fue de tres MG 151 de 20 mm. Mientras que el armamento previsto para el proyectado He 280B habría llevado seis ametralladoras del mismo tipo, y además una carga de bombas de 500 kg.