ISLAS MALVINAS ARGENTINAS

 ISLAS MALVINAS ARGENTINAS

USURPACIÓN BRITÁNICA

ISLAS MALVINAS  estas islas son parte del Territorio Nacional Argentino y están siendo usurpadas por el Reino Unido de Gran Bretaña. 

Desde 1833 un grupo de corsarios británicos invadieron como lo hicieron en Buenos Aires y fracasaron y desalojaron a los habitantes argentinos de las Islas Malvinas. Invadidas y ocupada ilegalmente por Gran Bretaña desde entonces. El Reino Unido no tiene fundamentos lógicos justificables y creíbles para sostener durante tanto tiempo este vergonzante accionar de invasión y ocupación de lo que no le pertenece. 

Estas Islas junto con las Georgias del Sur y Sándwich del Sur, constituyen una ocupación colonial injustificada e indefendible. 

Solo con el único método de la fuerza se hacen de tierras ajenas queriendo imponer sus criterios. 

Las Malvinas constituyen un sentimiento nacional argentino, y son parte del territorio argentino, con lo cual nunca un país puede  invadir su propio territorio, refutando con esto, las falsas acusaciones  kelpers y de su país Gran Bretaña ocupantes e invasores de suelo argentino la redícula e irrisoria acusación hacia la República Argentina de invadir !!! NUNCA UN PAIS PUEDE INVADIR SU PROPIA TIERRA COMO SON LAS ISLAS MALVINAS ARGENTINAS !!. Argentina recuperó su territorio durante el conflicto de 1982. 

Y no fue sino con la ayuda fundamental, de los EEUU, que los británicos se lanzaron a querer reinvadir las Islas Argentinas durante 1982. 

Este reclamo argentino no acabará nunca hasta tanto no sean devueltas a sus verdaderos dueños, La República Argentina. 

Los británicos ocupan usurpando, de facto, una tierra que no les pertenecen e intentan seguir tapando o esquivando un problema que persiste y seguirá latente por siempre en el pueblo argentino. Un problema que existe y permanecerá hasta tanto los invasores ingleses no se retiren de las Islas Malvinas Argentinas. 

HOMENAJE A LOS HÉROES PATRIOTAS ARGENTINOS QUE DEFENDIERON LAS ISLAS MALVINAS DE LOS INVASORES BRITÁNICOS.