Archivo de la etiqueta: R4M

Bachem Ba 349 ¨Natter¨

  Bachem Ba 349 ¨Natter¨

 

 

El Natter ( víbora ) fue uno de los cazas más radicales y desesperados jamás construidos, nació de la necesidad de detener los bombardeos realizados por los Aliados sobre Alemania. En el verano de 1944, el creciente peso de los ataques diurnos de la 8º Fuerza Aérea de EEUU, exigió la utilización de defensas no convencionales y la Luftwaffe aceptó una propuesta del ingeniero Enrich Bachem para un interceptor tripulado que podía ser estacionado en la ruta de los bombarderos pesados enemigos. A medida que las formaciones estadounidenses pasaran sobre él, el interceptor podía ser lanzado verticalmente sobre el suelo y ascender casi en llamas con sus cohetes internos. El piloto, al llegar a tiro de los bombarderos, podía seleccionar a una de sus víctimas y disparar su batería de misiles contra él. Entonces podría utilizar la energía cinética restante para trepar aún más y picar hasta situarse a popa de otro bombardero y embestirlo. Poco antes del impacto, accionaba un mecanismo de escape, que separaba su asiento o parte frontal del fuselaje, de la parte trasera, donde se alojaba el motor cohete.

Las pruebas demostraron que no podía instalarse un sistema simple de eyección, por lo que la esencia del Natter fue la simplicidad. La estructura era de madera, salvo el fuselaje, metálico, y la cabina, blindada. Eventualmente se abandonó el ataque de embestida y las únicas partes salvables, para una posterior reutilización fueron el piloto y el motor cohete. Tras algunas pruebas sin piloto desde rampas casi verticales, se realizaron otras en las que los aviones eran remolcados por un He 111, hasta unos 5400 metros. El primer lanzamiento tripulado se intentó el 28 de febrero de 1945. Cinco segundos después, la cabina saltaba, aparentemente eyectada por el piloto Lothar Siebert y el Natter viró y se estrelló. En abril de 1945 ya habían volado 36 Natters, siete de ellos con pilotos, pero las tropas aliadas capturaron la factoría y los lugares de lanzamiento antes de que se pudiera realizar alguna misión de combate.

La planta motríz del Natter era un motor cohete bipropergol Walter HWK 109-509C-1 de 2000kg de empuje, lanzado verticalmente por cuatro motores de propergol sólido de 500 kg de empuje o  dos de 1000kg.

Sus dimensiones era de unos 3,6 m de envergadura, 6,02 aprox. de longitud y una altura, en actitud de despegue de 2,25 m.

Desarrollaba una velocidad de 800 km/h a nivel del mar. A gran altitud desarrollaba unos 1000 km/h. La velocidad de trepada era de 11.100 m/minuto, al final de la trepada alcanzaba una altitud de  32 a 48 km.

El armamento consistía en 24 cohetes Föhn de 73 mm estabilizados por aletas. O podía llevar 33 cohetes R4M de 55 mm, o bién solo proyectado dos cañones Mk 108 de 30 mm, cada uno con 30 proyectiles.

 

 

 

 

Anuncios